A menos que nos encontremos totalmente desconectados del mundo de las telecomunicaciones estos dos últimos años, lo más probable es que hayamos escuchado cada vez con mayor frecuencia la mención del término SD-WAN. Lo cierto es que SD-WAN se ha convertido en el nuevo centro de atención de todos los actores en el mundo de las telecomunicaciones, de manera muy similar a lo que hace algunos años atrás ocurrió con los servicios en la nube. En ese caso, no debería causarnos sorpresa, cuando los analistas más importantes del mercado, como Gartner, IDC, y muchos otros, pronosticaron que para el año 2020, las empresas gastarán más de 6,000 millones de USD en tecnología SD-WAN a nivel mundial, lo mejor de todo es que ya está aquí para quedarse por un tiempo largo, pues recién está empezando. Por esta razón, hoy en día lo denominamos “New Kid On The Block (NKOTB)”.

Empecemos por hacernos la siguiente pregunta: ¿Qué es realmente SD-WAN? No nos sorprendamos si las respuestas varían significativamente de una a otra, y tal vez recibamos una respuesta distinta por cada fuente a la que consultemos (así es la tecnología, cambiante, por eso nadie tiene la última palabra). Para nosotros, en Convergia, esta misma pregunta fue el inicio de un largo, pero muy satisfactorio recorrido que lleva ya más de dos años, durante el cual hemos tenido la oportunidad de investigar extensamente la tecnología, los diferentes conceptos, proveedores, e incluso los muy diversos pronósticos acerca de la solución SD-WAN.

Convergia, como proveedor de servicios (ISP), ha encontrado que es más sencillo comenzar por definir que no es la solución SD-WAN para manejar un concepto más claro. Los cuales son:

  • No es un medio de transmisión de información
  • No es un nuevo protocolo de comunicaciones
  • Ha sido denominado erróneamente por algunos proveedores como el “Asesino de la MPLS”

SD-WAN es la respuesta a las nuevas demandas de las organizaciones hacia sus redes de comunicaciones. También podemos decir que es la convergencia de al menos una docena de distintas tecnologías, muchas de las cuales han estado presente en la industria de las telecomunicaciones desde hace ya varias décadas. La diferencia crucial es que ahora todas esas tecnologías aplicadas en conjunto representan un avance sustancial en términos de confiabilidad, seguridad de la información, flexibilidad, agilidad, rapidez de implementación y lo más importante una reducción de costos de hasta 90% versus las soluciones tradicionales como MPLS.  Pero, ¿de qué tecnologías estamos hablando? Pues de tecnologías como compresión de datos, encriptación fuerte, aceleración de protocolos, almacenamiento temporal (“caching”), balanceo de carga, redireccionamiento en caso de falla, VPN y agregación de enlaces (“link aggregation” o también conocida como “bonding”); todas ellas disponibles desde hace muchos años atrás. Es por ello que cuando logramos integrar a todas en una única solución coherente, fácil de implementar y administrar, incorporamos la capacidad de enrutamiento dinámico seleccionado, siempre la mejor ruta posible entre dos puntos de la red (piense un segundo en WAZE), autoconfiguración (que reduce la intervención humana), y lo más importante, sumamos una inteligencia central (a la cual en lenguaje de SD-WAN llamaremos “Orquestador”), logrando así tener una nueva forma de conectar las ubicaciones geográficamente dispersas de manera segura, rápida, flexible, eficiente y a un costo mucho menor de lo esperado, todo esto lo definimos en una sola palabra SD-WAN.

Las redes SD-WAN nos ofrecen un nuevo enfoque de conectividad, reduciendo costos operacionales y mejorando el uso de los recursos de comunicación entre nuestras sedes de manera inteligente, efectiva, simple y segura. La solución SD-WAN nace debido a la necesidad de las empresas por extender la cobertura de sus servicios en diferentes lugares y sedes; y, para lograrlo de manera eficiente, necesitan de una red ágil con capacidad para soportar una mayor cantidad de personas conectadas. Ahora, en lo que respecta a reducción de costos, esta conllevará a que el adoptar SD-WAN podría ser razón suficiente para explicar el explosivo crecimiento de esta tecnología. Sin embargo, si analizamos con mayor profundidad, encontraremos que SD-WAN no pudo haber llegado en un mejor momento y que está siendo de gran utilidad para las empresas que lo vienen aplicando debido a los diversos beneficios que esta nos proporciona. Pero, ¿sabes qué beneficios adicionales aparte de reducir costos operacionales brinda SD-WAN a las empresas? Aquí mencionaremos algunos de estos:

  • Facilita procesos: con SD-WAN es más sencillo alcanzar diferentes dispositivos, ya sea que estén cerca presencialmente o conectados desde la nube. El equipo de TI podrá ser el único encargado de automatizar e implementar globalmente la red para gestionar de manera más eficiente su administración.
  • Mejora la experiencia del usuario: esta solución puede proporcionar un ancho de banda considerable de manera sencilla y económica, con mejor un rendimiento óptimo y seguro. Con ello también logramos que el uso de aplicaciones en la nube para los usuarios sea más sencillo.
  • Fácil instalación en sedes u oficinas: la instalación de equipos de oficina en redes SD-WAN puede realizar de manera automática o a través de dispositivos preconfigurados que no requieren los servicios de ingenieros de campo. Por lo tanto, este sistema elimina el mecanismo de instalación tradicional mediante una línea de comandos.
  • Protege data importante: por más que se cuente con un plan de Business Continuity o Disaster Recovery, contar con la solución SD-WAN llevará la capacidad de preservar de manera segura y avanzada, los datos importantes que tiene su empresa.
sd-wan

Con la explosión de los servicios de la nube, IoT, e incluso el inicio de la integración entre OT (Operations Technology) e IT, la necesidad para tener comunicación constante, ininterrumpida, segura, de alta capacidad, confiable y que pueda conectar ya no a cientos, sino a decenas de miles de dispositivos, han convertido a la solución SD-WAN en la opción por defecto de cualquier diseño moderno de telecomunicaciones. Por consiguiente, si a esto le sumamos la capacidad de desplegar soluciones complejas a nivel mundial en semanas en lugar de meses, y la habilidad de instalar, configurar y administrar toda la solución con muy poca intervención humana, entonces se hace evidente por qué la solución SD-WAN es ahora el nuevo corazón de las telecomunicaciones.

convergia

CEO de Convergia Perú. Ingeniero Industrial con más de 20 años de experiencia en la industria de las telecomunicaciones, tecnología y comunicación corporativa. Cuenta con dos MBAs, uno cursado en la Universidad San Ignacio de Loyola (Perú) y el otro en Manchester Business School (Inglaterra). Es experto en restructuración corporativa de empresas de telecomunicaciones y tecnología, sobre todo en mercados emergentes; también es un activo consultor en temas de transformación digital y planeamiento estratégico